PR-25-2-1

La Historia del Té

La costumbre de usar las hojas de té para dar buen sabor al agua hervida, se empezó a dar por primera vez en China hacia el 250 A.C.

El emperador Shen-Nung descubrió esta bebida accidentalmente cuando estaba hirviendo agua a la sombra de un árbol silvestre que se mecía cadenciosamente con los aires de primavera.

Casualmente unas hojas cayeron en la olla del emperador que bebió la infusión resultante. Se sintió reconfortado y con una especial sensación de bienestar. Así nació el té.

Los indios atribuyen el descubrimiento al Príncipe Bodhi-Dharma, hijo del Rey Kosjuwo.

Un día partió en peregrinaje rumbo al norte de India con el propósito de predicar el budismo a lo largo del camino. Al final del quinto año estaba enfermo y débil.A sugerencia de los sabios recogió algunas hojas de un árbol especial, disfrutó su infusión, se curó y por supuesto el remedio resultó ser el té.

Sus extraordinarias propiedades le permitieron cumplir su promesa. La leyenda japonesa le añade un toque sensual.

Cuentan que al final de los tres primeros años de la peregrinación, el Príncipe Bodhi-Dharma un día soñó con todas las mujeres a las que había amado. Parece que era todo un conquistador y al despertar, se avergonzó de su traviesa libido y no se le ocurrió nada mejor que hacer una promesa imposible de cumplir; no volver a dormir y de esta manera no podría soñar con sus pecadillos. Cuando estaba a punto de sucumbir y quebrantar la piadosa promesa porque el sueño y el cansancio lo  doblegaban, encontró un hermoso arbusto, mascó algunas de las hojas de té y descubrió que tenían la propiedad de mantener sus ojos bien abiertos y alejados los  recuerdos pecaminosos.

Por supuesto, se trata sólo de una leyenda ya que dormir y soñar son parte sustancial de la vida.

Acompáñanos en un breve recorrido para entender como el té se ha desarrollado a lo largo de estos 5000 años de historia...

 

Año 2737 a.C.

El emperador chino Shen Nung fue quien impulsó la agricultura china en general y el té en particular. El té en estos años se tomaba como bebida medicinal y su origen hay que buscarlo en el viejo valle de Assam, entre China e India, a orillas del río Bhramaputra.

Año 200 d.C.

En esta fecha el té es una decocción. Las hojas maceradas se hervían con leche y corteza de naranja. En un momento dado de la Dinastía Ming el té deja de ser una decocción para convertirse en una infusión: se muelen finamente las hojas secas, se añade agua hirviendo y se agita con una varilla de bambú.

Año 375 d.C.

El té es la bebida más popular en China. Las tres etapas principales de desarrollo son:

  • té hervido
  • té machacado
  • té en infusión

Cada etapa corresponde a distintas “escuelas” de pensamiento, que corresponden a las dinastías Tang, Song y Ming.

Año 478

Un documento de esta fecha señala que en China se utilizaban pastillas prensadas, elaboradas con hojas verdes de té hervidas al vapor. Luego eran utilizadas en las relaciones comerciales con los turcos.

Año 650

El té en el Tíbet. El té en esta época se importa de China utilizando caravanas de yaks y el punto de partida es la ciudad Dajion Lu en la frontera. El té cargado es producido en Yunnan y en Szechuan. El destino es Lhasa (capital del Tíbet). El camino recorre 1.500 kilómetros con alturas que sobrepasan los 5000m. sobre el nivel del mar. El  viaje dura muchos meses y para asegurar la buena conservación se trasporta en pastillas.

Año 660

El estilo tibetano de tomar té. En esta época en el Tíbet se preparaba el té de manera especial. Las pastillas de té eran trituradas en un mortero y luego hervidas.

Año 729

El té llega a Japón. Sólo el emperador consumía té en esta época, siendo muy valioso por ser importado de China.

Año 783

 

Un grupo de funcionarios y comerciantes Chinos, contrataron al escritor y filosofo Lu Yu (733-804) para que escribiera el primer libro sobre el té.

Este famoso trabajo es conocido como “Arte Clásico del té” o “Cha Sing” y se constituyó como el libro sagrado del té. En él se describe poéticamente la forma de preparar té.

Año 790

El té se convierte en una forma de pago para los chinos.

Año 800

Se llevan las primeras semillas al imperio del Sol Naciente. Para los japoneses el té es algo más que una bebida. Desarrollan una ceremonia especial para tomar té cuyo objetivo es ayudar al espíritu a encontrar la paz. Esta práctica ha atravesado siglos y fronteras. En esta época los monjes mendicantes budistas lo llevaron escondido en sus túnicas, robándolo de las plantaciones Chinas. Los emperadores japoneses pronto tuvieron el monopolio. Sus plantaciones fueron protegidas por grandes murallas, y cuando se realizaba la cosecha se practicaba con las manos cubiertas por guantes de gran finura. De ser la bebida de la familia imperial y de la aristocracia pasó a ser la bebida nacional. La ceremonia completa del té duraba aproximadamente tres horas y se practica todavía hoy en día pero habitualmente en formato simplificado.

Año 828

El té llega a Corea. El embajador del rey de Corea lleva a su país una planta de té con la que le habían obsequiado en la corte imperial de la Dinastía Tang (China).

Año 1280

La historia del té en India señala cómo Marco Polo, el famoso aventurero veneciano, llevó té de China a la corte del emperador indio Harsha Vardhana.

 

Año 1502

Los portugueses llegan a Asia y Vasco de Gama establece una colonia portuguesa en Cochin, pero todavía no dan importancia al té.

Año 1601

La expansión holandesa y el té. Se funda en Batavia (actual Yakarta, capital de Indonesia) la Compañía Holandesa de las Indias Orientales responsable de la difusión masiva y mundial del té. Algunos escritos dicen que empezó a operar en 1602 y se considera que es la primera empresa pública moderna.

Año 1606

El primer cargamento de té llega a Europa. La Compañía Holandesa de las Indias Orientales transporta rumbo a Europa elprimer cargamento de té.

Año 1635

El té ya es una bebida de moda en Europa. En las principales capitales europeas se consume regularmente té. Una mejora sustancial en el transporte y la reducción de los impuestos origina la expansión del mercado del té. Los países que por diversas circunstancias lo prefieren son Inglaterra, Holanda, Irlanda y Rusia.

Año 1637

La Compañía Holandesa de las Indias Orientales transporta té principalmente de Japón pero desde esta fecha los ejecutivos de la compañía escribieron como política: “Dado que la gente empieza a consumir té, esperamos varios tarros de tés de China y Japón en cada barco”.

Año 1644

China es conquistada por los manchúes, quienes establecen la dinastía Quing que permanecería en el poder hasta el año 1912.

Durante la dominación Quing se desarrollaron diferentes métodos para la elaboración de las hojas de té, lo cual dio como resultado el desarrollo de las variedades de té Oolong y negro.

Año 1650

 

El té en Norteamérica. El gobernador Peter Stuyvesant ordenó que se enviara el primer cargamento de té a los colonos de Nueva Amsterdam, ciudad que más tarde se convertiría en Nueva York. Así, aunque caro debido a los altos aranceles, el té fue una bebida muy popular entre los ingleses que poblaban las recientes ciudades americanas y especialmente la sofisticada Boston.

Año 1657

El café Garraway, del empresario Thomas Garraway, se convierte en el primer establecimiento público occidental en el que se sirve té. Tomas Garraway puso fuera de su local un cartel con la lista de los efectos positivos de la nueva y exótica bebida: “activa el cuerpo, alivia los dolores de cabeza y la pesadez, depura los riñones y es beneficioso para los cálculos, facilita la respiración, protege de los sueños pesados, alerta el cerebro y refuerza la memoria”. Con el tiempo el té se habría de convertir no sólo en una bebida absolutamente indispensable sino también en una parte vital de la cultura y de la vida en todas las dependencias del Imperio Británico.

Año 1658

Aparece el primer anuncio publicitario sobre el té en un diario de Londres llamado “Mercurios Political”.

Año 1662

El té entra en la corte británica de la mano de Catalina de Braganza, esposa de Carlos II. Como dote al enlace matrimonial, la infanta portuguesa aporta la ciudad de Bombay, uno de los puertos marítimos más relevantes para el comercio entre Asia y Europa. La costumbre de la reina de tomar té a todas horas fue adoptada por gran parte de los cortesanos ingleses.

Año 1670

El té sigue siendo una bebida muy cara. Un impuesto creado por Carlos II de Inglaterra grababa desmesuradamente productos como el té, el café y el chocolate. El impuesto correspondía a más o menos el sueldo de una semana de un trabajador medio.

Año 1684

La dinastía Twinnings. El fundador de la dinastía fue Daniel Twinning, un tejedor de la región de Cotslwolds (Inglaterra) que emigró a Londres donde su hijo, Thomas Twinning, trabajó en una comercializadora de té, la compañía D’Aeth. Años después, (1706) Thomas abre un negocio propio llamado Tom’s Coffee House, situado en Devereux Court, justo al lado de la famosa calle Strand. Es el modesto inicio de una gran dinastía de té.

Año 1705

La dinastía Fortnum&Mason. William Fortnum llegó a Londres en 1705, allí conoció a un pequeño tendero llamado Hugo Mason con quien desarrolló una buena amistad. Así nació la famosa empresa Fortnum&Mason.

Año 1773

 

El té ha sido la causa de muchos conflictos, como la guerra de la Independencia Americana, que se inició con el famoso “Boston Tea Party” del 16 de diciembre de 1773. Para protestar por los elevados impuestos que grababan el té un grupo de colonos, conocidos como “los hijos de la libertad”, se disfrazaron de indios y echaron al agua un importante cargamento de té que se hallaba a bordo de unos navíos de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales fondeados en el puerto de Boston . El Rey se enfureció y tomó represalias, pues al parecer los impuestos sobre el té eran destinados al mantenimiento de las guarniciones militares de la colonia. El hecho es que el Boston Tea Party, fue uno de los sucesos que iniciaron la cruenta guerra de independencia.

Los chinos de la región de Amoy llevaron el cultivo del té a la isla de Formosa (actual Taiwán).

Año 1820

A las 5 en punto. El inicio de la costumbre inglesa de la taza de té a las cinco de la tarde se atribuye a la Duquesa Ana de Bedford. Sus amistades encontraron muy agradable y oportuna la nueva costumbre que se desarrolló muy rápidamente

Año 1825

La tradición inglesa dice que hay que empezar con el “Early Morning Tea” en las primeras horas de la mañana. Luego viene el “Nice Cup of Tea” durante el día, hasta llegar a la sublime “Five o’clock Tea”. Para terminar, por la noche lega el “High Tea”, es decir, el té superior. En resumen, todo el día es bueno para una humeante taza de té. En esta época se desarrollaron una serie de delicias para acompañar el té: muffins, scones, cakes y varias mermeladas para untarlos suavemente.

Año 1830

 

Earl Grey (el té perfumado más famoso del mundo) significa Conde Grey y se dice que fue mezclado por un mandarín chino para dicho personaje que ocupó el cargo de primer ministro británico en agradecimiento por haber terminado con el monopolio de la Compañía de las Indias Orientales.

Año 1836

Los Británicos desarrollan el cultivo de té en India. En estas fechas un pequeño cargamento de té de Assam fue embarcado a bordo del navío “Calcuta” rumbo a Londres. A su llegada fue vendido en la casa de India provocando los elogios más entusiastas por parte de los expertos. El primer negocio del té hindú había comenzado.

Año 1843

 

El explorador y naturalista escocés Robert Fortune defiende la tesis del origen del té, afirmando que cualquiera que fuera su sabor, aroma y color provenía de un solo y único árbol, la Camelia Sinensis. También demuestra que el té verde y el té negro podían obtenerse a partir de la misma planta y que el resultado sólo dependía del tratamiento de las hojas después de la cosecha.

Todo ello es posible por sus viajes a China con el fin de desvelar los secretos celosamente guardados de un mundo  cerrado a los extranjeros. De su primer viaje trajo consigo plantones de té que no sobrevivieron pero en el segundo logró sacar de China 20.000 plantones con destino a  India. Hablaba chino mandarín y vestía ropas al uso para poder camuflarse en un país que estaba lleno de peligros. Se le puede considerar un “espía industrial” de la época.

Año 1845

Fue botado el primer Clipper americano que hizo ida y vuelta desde Nueva York en menos de 8 meses. Este tipo de veleros, muy ágiles, viajaban a una velocidad media de 18 nudos y tenían una capacidad de carga muy elevada

Año 1850

En Aberdeen, Gran Bretaña, se construye el primer clipper británico, el Stornaway, seguido por muchos otros veleros de este tipo. En esta época más de un  barco velero levaba el ancla al mismo tiempo en los puertos de China. Esto les hacía competir entre ellos y hacían apuestas sobre quien iba a llegar antes a casa. Al final de la carrera, el primer té que llegaba a Londres se adjudicaba el mejor precio y la tripulación ganaba un premio. El último recorrido de un clipper cargado de té tuvo lugar en

Año 1871

La llegada de los barcos a vapor y la apertura del Canal de Suez acabó con estos magníficos barcos.

Año 1850

Tommy Lipton organiza un pequeño negocio de importación y gracias a sus originales métodos publicitarios acaba siendo conocido en toda la ciudad de  Glasgow. Pronto Glasgow le queda pequeño y se dirige a la capital. Tommy ya es un comerciante rico. Decide comprar tierras en Ceilán, cuando las plantaciones de café  estaban afectadas por parásitos. Tommy organizó una exitosa campaña publicitaria sobre el té, su eslogan era: “¡De la plantación a su mesa, sin intermediario!” El éxito fue rotundo.

Año 1867

Los ingleses siembran con gran productividad té en la isla de Ceilán. Al principio utilizaron semillas procedentes de China pero más tarde se emplearon las  semillas de la planta de Assam (India). Ceilán hasta entonces había sido un gran productor de café pero en el año 1869, fecha en que una plaga destruyó completamente las cosechas de café, los agricultores  cingaleses también decidieron optar definitivamente por el té. En la actualidad es el tercer país del mundo en cuanto a volumen de té producido.

Año 1869

India. Los lugares donde más rápidamente prosperaron las plantaciones fueron las zonas de Assam y Darjeeling en el norte y en las montañas de Nilgiri en el sur.

Año 1880

Hasta esta fecha el té en Rusia había sido un artículo de lujo que sólo la aristocracia podía permitirse. Pero en el año 1880 con la inauguración del ferrocarril  transiberiano se generó una drástica reducción de los costes de transporte y en sólo unos pocos años el pueblo ruso se convirtió en gran consumidor de té, tal y como   sigue siendo en la actualidad.

El artista inglés Josiah Spode desarrolla en Staffordshire una nueva técnica al mezclar la porcelana con cenizas de hueso de animales, con lo que consigue nuevas texturas más finas y una mayor resistencia. Así nació la famosa porcelana “Bone China”.

Año 1885

Algunos ejemplos de cómo se manipulaba en esta época el té en China:

 

Año 1898

Los científicos llegan a la conclusión que la cafeína descubierta en 1820 y la teína en 1827 son en realidad un mismo alcaloide.

Año 1900

El té llega a Marruecos. En Marruecos ofrecer té es un signo de hospitalidad, se considera un arte y es la bebida nacional. En la edad media los árabes  introdujeron la costumbre del té en su enorme imperio pero la razón de que se haya perpetuado se debe a los ingleses que tenían dificultades para vender grandes cantidades de té verde cuando la guerra de Crimea dejó inhábiles sus rutas de comercio habituales y decidieron entonces abrir su mercado hacia el Mediterráneo, siendo Tánger y Mogador sus destinos principales.

Un antiguo refrán dice:

Un vaso de té es nada Dos son de pobre Tres van bien Cuatro son placenteros Cinco prohibidos Seis, mejor que tres

Año 1904

El comerciante neoyorquino Thomas Sullivan, comerciante de té y café, envía a sus clientes muestras de sus diferentes mezclas de té en pequeñas bolsitas de muselina. La sorprendente comodidad con que se preparaba el té utilizando aquellas bolsitas hizo que Sullivan recibiera en poco tiempo muchos pedidos. Se había descubierto unos de los más populares envases, las bolsitas filtrantes.

En la Feria Mundial celebrada en la ciudad de San Luis, un inglés llamado Richard Blenchynden presenta un stand en el que ofrece infusión de té procedente de la India. Parece ser que debido al intenso calor reinante, las ventas no se estaban desarrollando como él esperaba por lo que de pronto se le ocurrió servir el té con hielo. El éxito fue instantáneo, dando nacimiento más tarde a una floreciente costumbre.

Año 1906

Okakura Kakuzo escribió en su libro del té “el té es más que una idealización de la manera de beber, es una religión del arte de vivir”

Año 1908

Emile Perrot publica en Paris un trabajo titulado “El té en China y en India”.

Año 1913

El Afternoon Tea. La costumbre de tomar té por la tarde tiene un desarrollo más con la llegada de una desbordante pasión por el tango argentino que encendió en la clase bien de Londres un verdadero interés. Nacieron nuevas asociaciones y cursos de tango y se organizaron los famosos “tés danzatorios de la tarde” en todas las capitales, en los teatros, restaurantes y albergues.

Año 1950

Los cambios en las costumbres sociales y el distinto tenor de vida debido a las dos guerras mundiales; las nuevas tendencias en la alta sociedad de preferir los  cocktails al té y la llegada irrefrenable del fast food en los años ’50 fueron la causa de una fuerte disminución en el hábito de salir a tomar té. Los ingleses, obviamente siguieron tomando té en casa y en el trabajo.

Año 1980

Se puede ver un retorno del interés por el té y la aparición en toda Europa de tiendas y salas de té: tea-shop y tea-room. Durante esta década en Alemania y especialmente en Hamburgo, han florecido muchas tiendas especializadas en té de alta calidad. La razón se debe a la importancia que el puerto de Hamburgo ha ido asumiendo en Europa. Es el segundo puerto de contenedores de Europa y sirve como plataforma de comercio entre las regiones en auge de Asia y de Europa y se  beneficia del comercio mundial.

Año 1991

 

Apertura de la primera tienda Tea Shop “The Tea Centre of Barcelona” en el antiguo barrio de Gracia. La empresa East West Company ha sido pionera en España en la venta de té a granel de alta calidad. Per Sundmalm, fundador y actual presidente de la empresa, hizo de esta tienda de tan sólo 15 metros cuadrados, un proyecto  empresarial, asumiendo desde el principio el liderazgo en la venta de té en España.

Año 1994

Se escribe en Barcelona el primer libro blanco del té. Un proyecto promocionado y financiado por la FAO. E.W.C. colaboró en la realización de este libro y aportó todo su conocimiento para hacer de este libro una referencia para el mercado de té de alta calidad en España.

El sitio Web teashop.eu utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a tu visita a nuestras páginas. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desees. Más información